Julian Assange no será extraditado a Estados Unidos

Un tribunal británico rechazó la extradición a Estados Unidos del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acusado por Washington de presunto espionaje e intrusión informática, al considerar que sería perjudicial para su salud mental. La decisión de la jueza Vanessa Baraitser llega tras cuatro semanas de deliberación y, al pronunciar su dictamen en la corte penal londinense de Old Bailey, consideró «demostrado» que el australiano de 49 años presenta riesgo de suicidio y podría quitarse la vida si es procesado en Estados Unidos, sometido a las difíciles condiciones del sistema penitenciario de ese país. Estados Unidos pide la extradición de Assange para juzgarlo por presunta conspiración con el exsoldado estadounidense Bradley Manning (hoy Chelsea Manning) en 2010 y, ahora, también con otros «hackers» entre 2007 y 2015 para obtener y publicar, de manera ilegal, información secreta militar en su portal. «El mero hecho de que este caso haya llegado a los tribunales, por no decir que se haya dilatado tanto, supone un ataque histórico, a gran escala, contra la libertad de expresión», refirió Kristinn Hrafnsson, directora de WikiLeaks.