Kicillof incorpora médicos y enfermeros jubilados

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires dio luz verde a la incorporación de médicos jubilados y retirados para el sistema sanitario estatal, con el objetivo de aumentar la planta de profesionales de la salud que eventualmente se necesitará ante un aumento de la demanda de atención por la pandemia de coronavirus. La autorización fue dispuesta en el decreto 213/20 del Poder Ejecutivo a cargo de Axel Kicillof que, entre sus considerandos, indica que la medida fue tomada porque la «rápida propagación (de la pandemia) supone un riesgo para la salud pública y exige una respuesta inmediata y coordinada para contener la enfermedad e interrumpir la propagación y el contagio». La convocatoria dirigida a médicos jubilados y agentes de salud que estén bajo retiro voluntario establece que, durante el plazo de vigencia de la «emergencia sanitaria» declarada en el territorio bonaerense, se pondrá en marcha un «régimen de compatibilidad», de manera tal que no se afecten los ingresos que ya perciben esos profesionales.