Kim advirtió a Trump

El líder norcoreano, Kim Jong-un, proclamó este lunes, en su tradicional discurso de Año Nuevo, que Corea del Norte se convirtió en potencia nuclear en 2017 y se dirigió en tono amenazante a los Estados Unidos al advertirle «que no se atreva a iniciar una guerra ahora» porque «siempre hay un botón nuclear» en su escritorio. A su vez, Kim abogó por incrementar la producción de armas nucleares: «Este año debemos centrarnos en la producción masiva de ojivas nucleares y misiles y acelerar su despliegue», expresó. Kim, ataviado con traje y corbata grises, celebró en su mensaje televisado que su país «logró la meta de completar su fuerza nuclear estatal». «Esto es una realidad, no una amenaza», dijo el máximo líder del país asiático.