Kuczynski en apuros por las coimas de Odebrecht

A pesar de la desmentida del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), su permanencia en el poder se tambalea golpeado por el escándalo Odebrecht. Así, versiones sobre una renuncia o de «vacaciones» presidencial comenzaron a rodar sobre el Palacio de Gobierno. PPK negó una y otra vez haber tenido algún vínculo con la constructora brasileña, cuyas prácticas corruptas han gatillado un cataclismo político y empresarial en el Perú, pero las evidencias lo desmienten y lo complican seriamente. Documentos revelan que Kuczynski recibió pagos de Odebrecht cuando fue ministro, entre 2004 y 2006, y que esas entregas continuaron luego. El presidente deberá responder por esto ante la fiscalía el próximo jueves 21, y al día siguiente deberá hacerlo ante una comisión del Congreso que maneja el fujimorismo. La mayoritaria oposición parlamentaria le ha exigido su renuncia a la presidencia.