Kuczynski en la cuerda floja

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, podría ser destituido por el escándalo de corrupción que lo involucraría con coimas recibidas de la empresa Odebrecht. «Pido disculpas al pueblo peruano porque no he explicado bien de qué se trata esto», dijo el todavía mandatario peruano, al comenzar una entrevista brindada en la noche a cinco periodistas en Palacio de Gobierno y transmitida en cadena nacional. Pero su argumentación posterior para tratar de «explicar bien» su supuesta inocencia de los cargos en su contra, fue floja, con vacíos y contradicciones. «No soy corrupto, no he mentido», insistió, pero no pudo aclarar las acusaciones que se le hacen. Kuczynski no salió bien parado de la entrevista que esperaba que le sirviera para apuntalar su hasta ahora precaria defensa.