La Argentina reconoció violaciones a los Derechos Humanos ante la CIDH

En el 134° Período Ordinario de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que se realiza en San José de Costa Rica, la Argentina reconoció ante la CIDH la violencia policial en casos emblemáticos de los años 90. Uno de ellos es el del afrodescendiente José Delfín Acosta, quien fue detenido arbitrariamente y luego, se presume, asesinado por la Policía. Y, también los casos de Fernández Prieto y Tumbeiro, quienes fueron apresados, torturados y condenados por «olfato policial», sin prueba alguna. La Secretaría de Derechos Humanos estuvo representada por la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional en Derechos Humanos, Andrea Pochak. El Estado argentino manifestó un pedido de disculpas y reconocimiento sobre la responsabilidad internacional por las violaciones de derechos humanos. Asimismo, expresó el compromiso de asumir las consecuencias que la Corte disponga en su sentencia, que podrían consistir en medidas tendientes a la no repetición de los hechos.