La caída de Wall Street y la Argentina

La caída del Dow Jones fue la peor en puntos de toda su historia (1.150), mientras que en porcentaje no se registraba un retroceso de semejante magnitud desde 2011. Este hecho ocurre en medio de la perspectiva de las subas de las tasas de interés de la Reserva Federal (FED) –tres veces al año– ante el repunte de la inflación de ese país, producto esto de los datos del crecimiento del empleo y, por tanto, de mayor liquidez de salarios. Esto implica que la FED tenga una política más agresiva con las tasas, lo que supondrá un gran problema para países como la Argentina que se endeudan en dólares para afrontar sus propios déficits. La Argentina, en los últimos dos años, eliminó regulaciones y ahora podría enfrentar un flujo importante de salida de capitales. Por su parte, el selectivo S&P 500, que mide el comportamiento de las principales 500 empresas que cotizan en Nueva York, se desplomó 4,13% y repercutió en la bolsa local que bajó 4,5%.