La CIDH ordenó protección para Milagro Sala

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado argentino que «adopte, de manera inmediata, las medidas de protección que sean necesarias y efectivas para garantizar la vida, integridad personal y salud de la señora Milagro Sala». Así, el máximo tribunal penal en materia de derechos humanos exige que la prisión se cumpla en su lugar de residencia habitual o de cualquier otra manera menos restrictiva de sus derechos. En esa línea, que en realidad busca adelantarse a cualquier ardid de la justicia jujeña –cuando después de discutir «casa o habitación» puso residencia habitual– y hay que leer que lo que quiere evitar es un nuevo traslado a lugares como La Ciénaga, donde estuvo arrestada bajo un régimen carcelario. Por eso aclara que las alternativas pueden ser una tobillera en libertad o lo sumo la retención del pasaporte. La medida, que ya no es una cautelar de la Comisión Interamericana, sino una provisional, es de cumplimiento obligatorio para el Estado.