La Corte Suprema retrasa la formación de género

Luego de que el presidente de la Nación señalara la tardanza en la formación por parte de la Corte Suprema en materia de género, el suprema tribunal respondió con un desplante a la invitación de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, a cumplir con la capacitación obligatoria que establece la Ley Micaela para quienes integran los poderes del Estado. La ministra le mandó una carta al presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, diciéndole que seguía esperando coordinar la fecha para impartir la capacitación, dado que la Corte no podía abstraerse de los alcances de la ley. En contrapunto, los integrantes de la Corte firmaron una resolución que agradece al Ministerio la invitación cursada y le hace saber que las actividades de «sensibilización y capacitación» en relación a la Ley Micaela se hacen a través de la Oficina de la Mujer. De ese modo, la Corte busca quedar fuera del ámbito del Ejecutivo y retrasar hasta que lo crea conveniente abocarse a la Ley Micaela en el Poder Judicial, que se aprobó después del femicidio de Micaela García, una joven militante del Movimiento Evita.