La familia Maldonado reclama ante la CIDH

Los abogados de la familia de Santiago Maldonado, que obtuvieron la medida cautelar en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA por la desaparición del joven, acudieron una vez más a ese tribunal para denunciar que fueron objeto de «espionaje» y que en la causa principal por la muerte del tatuador hubo «obstrucción de justicia y encubrimiento» por parte del Estado. Así, la letrada Verónica Heredia anticipó que también acudirán a la CIDH en caso de que no prospere la queja presentada en la Corte Suprema por la negativa de la Justicia de implementar un grupo de expertos que garanticen una investigación independiente de la desaparición forzada seguida de muerte. «Es el mismo pedido hecho ante la Corte, porque ahora es la investigación la que está en peligro», afirmó Heredia. Esto sucede tras la difusión de escuchas de un diálogo entre el amigo de Maldonado, Ariel Garzí, y uno de los abogados peticionantes ante la CIDH, Fernando Cabaleiro, con el objetivo de «deslegitimar los testimonios mapuches, algo inútil porque al momento de elevar los dichos de tales testigos la Comisión ya había dictado la medida cautelar solicitada que intimaba al Estado a encontrar con vida a Santiago», apuntó Cabaleiro.