La firma de Maradona

Una pericia caligráfica confirmó las sospechas de los fiscales que investigan el posible homicidio culposo de Maradona por impericia o negligencia médica: que esa firma era falsa. Así, queda comprobado oficialmente que alguien falsificó la firma de Maradona para acceder a sus datos médicos, que son privados. Los ojos de los fiscales, Laura Capra, Cosme Iribarren, Patricio Ferrari, encabezados por John Broyad, fiscal general, apuntan al neurocirujano Leopoldo Luque. En noviembre pasado, efectivos de la Policía de la Ciudad allanaron la casa y el consultorio del neurocirujano Luque, con una orden firmada por el juez Orlando Díaz. Y, en un cajón, encontraron hojas donde se veían firmas de Maradona como si alguien las hubiese estado practicando y un documento donde supuestamente Maradona autorizaba a Luque a pedir su histórica clínica y abajo aparecía la rúbrica del Diez, no su popular autógrafo, sino lo que parecía su firma de uso legal.