La Fraternidad acató la conciliación obligatoria

El paro de trenes de este martes 22 llegó a su fin y pasadas las 11 comenzaron a normalizarse los servicios de ferrocarriles metropolitanos. La medida de fuerza concluyó cuando el gremio ferroviario La Fraternidad acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, luego de la medida de fuerza en reclamo de fondos para la obra social del sindicato. El titular del gremio y miembro del Consejo Directivo de la CGT, Omar Maturano, había adelantado que si no recibían respuestas convocarían a otra huelga, pero de 48 horas, el 31 de diciembre y el 1 de enero próximos. De todos modos, dijo que las medidas podrían quedar sin efecto si el Gobierno anuncia el pago de esos fondos. La Fraternidad le reclama desde mayo al Gobierno nacional, a través de la Superintendencia de Servicios de la Salud, el pago de una deuda de 140 millones de pesos con la obra social ferroviaria. El paro de trenes, que afecta a unos 500.000 usuarios, fue anunciado la noche del 16 de diciembre y el Gobierno dispuso la organización de un esquema alternativo de colectivos para intentar suplir parte del servicio ferroviario.