La iglesia mexicana reclamó una reforma política

Después de los terremotos del 7, 19 y 23 de setiembre, que acumulan hasta el momento un total de 461 víctimas mortales, los ciudadanos exigen «una recomposición a nivel político-económico» que permita repensar el sistema, expresó la Iglesia mexicana en un pronunciamiento. La Arquidiócesis de México, siempre crítica con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, pidió que se emprenda una «reforma de gran calado» en el sistema político tras los sismos que han golpeado el país este mes y que se evite que la tragedia acabe «capitalizada» por ciertos grupos de poder. «El pueblo demostró que está listo para ayudar. ¿Habrá reciprocidad de parte de la clase política?», se pregunta el más reciente editorial del semanario de la Arquidiócesis. También, los obispos reclamaron que el dolor «no caiga en la esterilidad» o que se utilice para «enriquecimientos avariciosos plenos de inmoralidad».