La Justicia al banquillo


Protesta. La Mesa NiUnaMenos de Santa Fe pide que se investigue a la fiscalía. (Gentileza: Guillermo Di Salvatore/Diario El litoral)
 

Un nuevo caso de femicidio puso esta vez en el centro del debate el funcionamiento de la Justicia y sus mecanismos para proteger a las víctimas frente a la violencia de género. Se trata del cuádruple crimen de Santa Fe, donde Marcos Ezequiel Feruglio, de 25 años, quedó detenido tras acuchillar a su exsuegro y su excuñada, y resultar sospechoso de haber matado horas antes a la madre de su ex junto a su actual pareja. Frente a ello, diversas organizaciones realizaron una movilización donde el reclamo apuntó sobre todo al fiscal Andrés Marchi. Cabe destacar que el hecho se produjo tan solo un día después de que Romina Dusso realizó una segunda denuncia contra Feruglio, por haber sufrido una fractura en la mano y una patada en la cabeza. Sin embargo, la joven no recibió ninguna medida de protección porque el fiscal consideró que se trataba de «lesiones leves». Convocados por NiUnaMenos Santa Fe, los referentes de las organizaciones leyeron un documento en el que señalaron «las respuestas insuficientes por parte de los organismos públicos» y «el incorrecto tratamiento que se le dio al tema en los medios de comunicación».