La Justicia ordenó a la nieta de Pinochet devolver tierra mapuche

La nieta del extinto dictador chileno, Augusto Pinochet, no pudo legitimar la propiedad de unas tierras en el sur de Chile que ocupaba desde 2014, por lo que la Corte Suprema determinó que un terreno en litigio era del matrimonio mapuche conformado por Anatolio Guerrero y por Juana Llanquileo, nietos de los dueños originales. Ponce Pinochet ocupó las tierras desde «el 14 de mayo de 2014 y se mantuvo hasta la fecha, sin embargo es poseedora de derechos y acciones sobre el terreno solo a partir de abril de 2015, lo que significa que adquirió la posesión cuando el predio ya había sido objeto de la ocupación que se repudia», se puede leer en el fallo de la Cuarta Sala de la Corte Suprema, que dictaminó que la demandada no tenía legitimidad sobre la propiedad de las tierras.