La Justicia rechazó el desalojo del campo de los Etchevehere

El juez subrogante de garantías Raúl Flores resolvió no hacer lugar al pedido de desalojo del predio Casa Nueva peticionada por Luis Miguel Etchevehere. Como se sabe, ese territorio fue donado por Dolores Etchevehere para desarrollar el agroecológico Proyecto Artigas, donde se hallan el dirigente Juan Grabois junto con trabajadores de movimientos sociales. Flores consignó que en la documentación presentada se acreditó que Dolores tenía derecho como heredera debido a que en el expediente del juicio civil por la sucesión en trámite no se ha procedido a la partición de bienes. En el escrito, Flores consideró que el ingreso al campo no fue violento. “Al haber aclarado el Sr. Fiscal que el ingreso al Establecimiento en realidad fue pacífico y sin violencia, por haberse atravesado el guarda-ganado para ingresar al campo desde la ruta, que permanece abierto y sin obstáculos al libre acceso, a la par de haberse descartado el uso de cualquier tipo de armas en las denunciadas amenazas permite descartar el hecho típico de la violencia en la usurpación del inmueble, ya que el ingreso de 40 personas que acompañaban a Dolores Etchevehere no fue acompañado por prueba alguna de que alguno de ellos haya desplegado violencia o algún tipo de amenazas contra los empleados rurales», consideró.