La leyenda de la ballena

«El siniestro juego suicida que ya llegó a Sudamérica». Con títulos sensacionalistas y datos insuficientemente chequeados, algunos medios argentinos comenzaron a dar cuenta de cierta información que viene circulando desde hace por lo menos un año en redes sociales y portales europeos y norteamericanos. «La ballena azul» sería el nombre del juego que habría provocado cientos de suicidios en Europa y ya habría llegado a nuestro país, con el saldo de un niño internado por ingesta de pastillas. El origen de la historia es una supuesta ola de suicidios adolescentes ocurridos en Rusia en mayo del año pasado, que el diario ruso Novaya Gazeta relacionó con el juego surgido en una red social de ese país. Se trataría, según esta versión, de una serie de pruebas de dificultad creciente: desde autolesiones y privación del sueño hasta la muerte autoinfligida. Los medios argentinos recogen el relato y mencionan casos de suicidios en Colombia, México, Brasil y Chile. Sin embargo, en ninguno de estos países se ha demostrado que exista vinculación de alguna muerte adolescente con el juego de La ballena azul.
Según el diario español El País, ninguno de los medios internacionales que se refirieron al tema aportó información confiable que sugiera que La ballena azul sea «algo más que una leyenda urbana». En tanto, el portal Snopes, dedicado al chequeo de fuentes y a la investigación sobre leyendas urbanas, aseguró que «no está demostrado que el juego La Ballena azul haya causado alguna muerte». Mientras el miedo sigue creciendo entre padres de todo el mundo, una de las pocas certezas es la escasa confiabilidad de la primera fuente. En efecto, dos días después de publicar la noticia, que sería desmentida más tarde por investigaciones independientes, el diario Novaya Gazeta dio a conocer que dos de sus periodistas habían sido sancionados por «prácticas inaceptables» en la información sobre el tema.