La ONU denuncia al gobierno boliviano

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, reclamó al gobierno Bolivia que permita el ingreso de 1.300 ciudadanos bolivianos varados en la frontera con Chile. Como se sabe, numerosos países en el mundo consideran al Ejecutivo de Jeanine Áñez un gobierno ilegitimo y golpista.  La demanda de Bachelet  se origino luego de que esas personas fueran reprimidas por militares cuando intentaban cruzar la frontera. El organismo que preside Bachelet denunció las penurias que están pasando ancianos, niños y mujeres embarazadas bolivianas en la frontera con Chile. «Cientos de ellos tuvieron que dormir a la intemperie, con poca agua y comida, y con temperaturas inferiores a cero grado», detalló la expresidenta de Chile. Además, recalcó que el Derecho Internacional los protege para que puedan regresar a su país de origen, incluso durante una pandemia.