La ONU denunció falta de solidaridad de los países ricos ante COVID-19

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, denunció que los países ricos ignoraron las necesidades de las naciones menos desarrolladas al comprar las vacunas anticovid. «Hemos visto esto más recientemente en el nacionalismo de vacunas, ya que algunos países ricos compiten para comprar vacunas para su propia gente, sin tener en cuenta a los pobres del mundo», destacó Guterres durante el 75° aniversario de la primera reunión de la Asamblea General de la ONU. El secretario general de la ONU añadió que la emergencia sanitaria ha tenido un impacto terrible en las personas con bajos recursos y que se encuentran en los límites de pobreza. Según António Guterres la pandemia ha empujado a 88 millones de personas a la pobreza y ha puesto a más de 270 millones en riesgo de inseguridad alimentaria aguda. «Millones de mujeres han quedado atrapadas en casa con sus abusadores y los avances en la igualdad de género se han revertido», lamentó el jefe de la ONU.