La oposición ponderó la protesta

El carácter multitudinario, heterogéneo y pacífico de la protesta contra el gobierno de Mauricio Macri fue destacado por dirigentes políticos, sindicales y sociales, quienes adelantaron la posibilidad de que genere efectos concretos en la reunificación del movimiento obrero. Así, Esteban Castro, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), sostuvo: «El gobierno trabajó muchísimo para achicar la marcha y eso no se vio. Se expresó en la calle la posibilidad de ir hacia lo que plantea Juan Carlos Schmid, que es pasar a una concepción del movimiento de los trabajadores que incluya al conjunto, ya sean trabajadores formales o de la economía popular». Por su parte, Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ indicó: «Una vez más, el pueblo argentino se volcó a las calles para hacer oír sus reclamos contra las políticas del gobierno que perjudican a los trabajadores y sectores más vulnerables». A la vez, Jorge Rivas, exdiputado y dirigente del Socialismo para la Victoria resaltó: «La multitudinaria marcha es la ratificación de que solo con movilización popular les vamos a torcer el brazo a estos bandidos que nos gobiernan».