La policía chaqueña baleó a un chico de 13 años que reclamaba alimentos

Habitantes del Barrio Obrero de la ciudad de Roque Sáenz Peña, Chaco, se reunieron para reclamar alimentos en la tarde-noche de este lunes frente las puertas del supermercado El Impulso. De inmediato, el gobernador provincial, Domingo Peppo, dispuso el envío de tropas de la policía provincial para reprimir y los medios hablaban de un saqueo que nunca existió. Poco después, dos jóvenes llegaron gravemente heridos al Hospital 4 de Junio. Ismael Ramírez, de 13 años, tenía un balazo en el tórax, y José Canteros, de 14, mostraba perdigonazos en su ojo derecho, el que finalmente perdió. Ismael, niño Qom, murió a poco de ingresar al hospital. Durante la represión de la policía chaqueña, un grupo de vecinos organizados gritó: «¡Son aborígenes, mátenlos a todos!», según consignaron medios alternativos y comunitarios de la provincia.