La rana marsupial existe

A fines de agosto, un grupo de científicos del Instituto de Ecorregiones Andinas, (INECOA, CONICET-UNJu) conformado por Mauricio Akmentins, Martín Boullhesen y Sofía Bardavid, encontró ejemplares de rana marsupial del Baritú en las selvas de las Yungas salteñas. El último registro confirmado que se había tenido de estos anfibios en su hábitat natural había sido en 1993. Esta rana, junto con otras dos, forma parte de las especies endémicas de ranas marsupiales del género Gastrotheca y es única dentro de la biodiversidad del país, debido a que las hembras llevan a sus renacuajos dentro de un saco de piel que tienen en sus espaldas, para luego liberarlos ya desarrollados en vertientes temporarias donde completan la metamorfosis o directamente «parirlos» ya formados. Según los científicos, este hallazgo representa una excelente chance para el futuro de la preservación a largo plazo de estos anfibios y contribuye a la conservación de la biodiversidad en las selvas de las Yungas.


Redescubierta. La especie anfibia del Baritú sigue viva en la selva salteña. (Mauricio S. Akmentins)