La salud como prioridad

Se inauguraron las ampliaciones del Centro Médico Unisol Salud, impulsado por la Cooperativa de Agua y Energía de Dos de Mayo y FAESS. Entre las mejoras edilicias se destacan una sala de enfermería, un laboratorio y tres consultorios médicos.


Orgullo. Vecinos y autoridades celebraron la apertura de nuevos espacios y servicios.

Una vez más las cooperativas salen al cruce de una necesidad comunitaria, cuando el sector público, las obras sociales y las prestadoras privadas están en crisis y una porción mayoritaria de la población no tiene cobertura de salud». Estas palabras, dichas por Ricardo López, presidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud (FAESS) en el año 2003, cuando se instaló el Centro Médico Unisol Salud en la localidad misionera de Dos de Mayo, recobran vigencia con las ampliaciones que recientemente inauguró la institución, impulsada por la Cooperativa de Agua y Energía (AyE) junto a FAESS.
A lo largo de 16 años, se fueron sumando servicios, complementando eficazmente al sector público de salud. Recientemente se construyeron nuevas habitaciones para internación, una sala de enfermería, un laboratorio y tres consultorios médicos, entre otras obras. Además, se incorporó nueva aparatología.  Dichos avances fueron presentados con un acto que concentró a vecinos de la zona y al que asistieron, entre las autoridades, Ricardo López, José Luis Garay, ministro del Agro y la Producción de la provincia de Misiones; Miguel Ángel Peroni, subsecretario del Ministerio de Acción Cooperativa; el director de Capacitación de Acción Cooperativa, Daniel Di Pietro; el presidente del Honorable Concejo Deliberante local, Héctor Grade; Jorge Espinosa, síndico de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad; y Susana Gerszenzon y Diego Leperaice, vicepresidenta y secretario de FAESS.
«Este es un día muy importante para nuestra cooperativa y para Dos de Mayo –manifestó el presidente de AyE, Ángel Kuzuka–. Hace 16 años que venimos trabajando y pensando en la salud de nuestra comunidad». Por su parte, Peroni valoró el accionar cooperativo y dijo que el Estado debe acompañar estas iniciativas solidarias con condiciones para su desarrollo. A su turno, José Luis Garay recordó que el Centro Unisol de Dos de Mayo surgió en un momento muy crítico del país. «Nuestro hospital no tenía medicamentos para atender a los ciudadanos y el servicio de salud estaba prácticamente desaparecido, no solo en nuestra localidad, sino en casi todas las comunidades de la República, y el Centro Unisol abrió el acceso a la atención médica con una impronta cooperativa», señaló el funcionario que en ese entonces era intendente de la localidad.
Según informaron desde AyE, parte del proyecto de ampliación se financió con un subsidio del Instituto nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), pero la mayoría de la obra se ejecutó con recursos propios de la cooperativa. «Nuestra entidad se creó para abastecer de agua y electricidad a la localidad pero, respondiendo a las crecientes necesidades de la población, incorporamos múltiples prestaciones. Este tipo de iniciativas es parte del balance social que hacen las cooperativas en beneficio de su comunidad», subrayó Kuzuka. Por otro lado, dijo que se prevé avanzar en el segundo piso del edificio, acondicionándolo para brindar allí nuevos servicios de rehabilitación y radiología.