La selección entrena pensando en Francia y las amarillas

El sendero de la Selección hacia los octavos de final de la Copa del Mundo comenzó el martes con el triunfo ante Nigeria y seguirá hasta el sábado, cuando, desde las 11 de la mañana, se mida contra Francia en busca de un lugar en cuartos. Pero apenas cuatro días separan a un partido del otro, por eso no hay tiempo que perder de cara a la final que se viene. Ya de vuelta en Bronnitsy, adonde llegaron apenas entrada la madrugada argentina, los jugadores tuvieron su merecido descanso. Y, según marca la agenda, este miércoles hubo trabajo vespertino y volverán a las prácticas matutinas el jueves. El viernes harán un trabajo liviano y, tras la conferencia de prensa de Sampaoli, emprenderán el viaje a Kazán, la ciudad donde se disputará el partido, ubicada a 900 kilómetros al este del bunker argentino. Una de las preocupaciones albiceleste es la cantidad de jugadores amonestados. El plantel tiene a seis futbolistas con tarjeta amarilla, entre los que se encuentra Lionel Messi, con posibilidades de quedarse afuera de cuartos si ven una nueva tarjeta con Francia.