La UE firmó acuerdo por una nueva alianza militar

23 de los 28 miembros de la UE firmaron una notificación conjunta sobre la Cooperación permanente estructurada en Defensa (PESCO, por sus siglas en inglés). Este mecanismo, que funcionará por fuera de la OTAN, previsto en el Tratado de Lisboa de 2007, permite avanzar de forma más rápida en la integración en materia de defensa a los países que decidieron a participar. En el marco de la cooperación estructurada, los países asumirán compromisos comunes ambiciosos y más vinculantes, incluyendo el aumento constante de los presupuestos de defensa en términos reales y mayores inversiones en el sector. La alta representante de la política exterior comunitaria, Federica Mogherini, caracterizó el momento como un «día histórico» y precisó que «la carta de notificación está abierta a otros países que quieran unirse», indicando que los únicos cinco países que no se unieron a la iniciativa fueron Dinamarca, Malta, Irlanda, Portugal y el Reino Unido.