La vacuna rusa no será obligatoria ni compulsiva

Ante el revuelo causado por grupos libertarios tras el anuncio de que el Gobierno comprará 25 millones de dosis de la Sputnik V, desarrollada por científicos rusos contra el COVID-19, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, planteó que su aplicación «será voluntaria y con consentimiento informado por escrito». El funcionario bonaerense aseguró que la vacuna se aplicará cuando haya confirmación de que «no tendrá ningún riesgo de seguridad» y dijo que su uso tiene que ver con la necesidad de «salvar vidas» en el marco de la pandemia.