Lagomarsino declaró que era esclavo de Nisman

Diego Lagomarsino insistió ante la Justicia en que «le presté el arma porque me habló de que tenía que defender a sus hijas y que desconfiaba de la custodia. Yo no sabía que las hijas estaban en Europa. Además, era muy difícil decirle que no. Mi psiquiatra dice que teníamos una relación amo-esclavo». Así lo afirmó este martes, en la indagatoria ante el juez Julián Ercolini quien no modificó la situación de Lagomarsino: continúa con la tobillera con GPS que monitorea dónde está las 24 horas del día. Lagomarsino contestó todas las preguntas, sin intervención de sus abogados y en presencia constante del fiscal Eduardo Taiano y parcial –iba y venía– del juez. Al responder algunas sospechas del fiscal, afirmó: «Nunca fui ni integré ninguna fuerza de seguridad ni servicio de inteligencia. Es una mentira. Sucede que en la Policía Aeronáutica revistaba un tal Diego Andrés Lagomarsino, que no tiene nada que ver conmigo, que me llamo Diego Ángel Lagomarsino y tengo otro DNI. De ahí salió esa versión equivocada. No conozco ni a Jaime Stiuso ni a Fernando Pocino (ex jefes de la SIDE) ni a nadie».