Las jubilaciones por debajo de la inflación

Las jubilaciones, pensiones y la Asignación Universal por Hijo (AUH) aumentarán desde junio un 5,69%, según anunció este jueves el gobierno. Se trata del segundo incremento trimestral según prevé la ley de movilidad jubilatoria sancionada a fines del año pasado, que debutó con una suba del 5,71% en marzo. A partir del mes que viene, el haber mensual mínimo pasa a 8.096 pesos, mientras que la AUH quedará en 1.577 pesos. En septiembre, el incremento será del 6,7%. El actual índice de movilidad está atado en un 70% al movimiento de los precios minoristas del INDEC y en un 30% a la variación de la remuneración promedio de los trabajadores registrados (Ripte). Ese esquema deja de lado la recaudación de la AFIP, con lo cual los haberes y las asignaciones no podrán ganar en términos reales como lo hicieron en años previos. Así, con el segundo incremento de la nueva ley de movilidad, los haberes subirán 11,7% en el primer semestre, contra un IPC en torno del 15%, lo que significa una fuerte pérdida respecto de la fórmula de actualización anterior