Lazos compartidos

Tiempo de lectura: ...

La comisión de asociados del banco apoya activamente a instituciones y cooperativas locales. Una presencia solidaria con larga trayectoria en la ciudad bonaerense.

 

Labor en red. Los integrantes de la comisión crearon un espacio de sinergia entre cooperativas e instituciones. (Horacio Paone)

El movimiento cooperativo de crédito comenzó a formar parte de la historia de Luján cuando, en 1964, se creó en esa ciudad la Sociedad Cooperativa de Crédito, Consumo, Edificación y Vivienda, entidad que con los años se convirtió en uno de los bancos más arraigados de la zona: el Banco Credicoop. «Primero se transformó en el Banco Local y en 1995 éste se integró a Credicoop», puntualiza la gerente de la filial local, Rosana Ferrarotti. Fundada oficialmente en 1821, Luján es una ciudad eminentemente turística, que recibe a lo largo del año a miles de visitantes atraídos por su reconocida basílica. A la par, se desarrollan en la localidad bonaerense industrias textiles, metalúrgicas y actividades agropecuarias. La comisión de asociados del banco cooperativo es parte activa de la comunidad. Hace tres años, el grupo de dirigentes impulsó la creación de un espacio que se denomina Construyendo Redes, en el cual participan unas 25 entidades de la zona. «Tenemos desde una cooperadora escolar hasta las instituciones más emblemáticas de Luján», cuenta María Fernanda Chevriot, secretaria de Actas y de Relaciones con Instituciones. «Apuntamos a cubrir las necesidades de las diferentes asociaciones de bien público a través de un comprometido trabajo colectivo que nos permita viabilizar los requerimientos de cada una de ellas y recaudar fondos para darles solución», añade la secretaria. Un encuentro realizado en la plazoleta Antigua Estación Basílica para difundir la labor que viene desarrollando la red y ofrecer los productos de cada institución es una de las actividades más recordadas por el grupo. «La idea fue también invitar a la comunidad a sumarse a la propuesta y al voluntariado», señala Ferrarotti. «Fue una experiencia bárbara, porque sin recursos armamos los estands y, a pesar de la lluvia que nos tocó ese día –que no permitió, por ejemplo, la actuación completa de la banda de los Bomberos Voluntarios ni la participación de varios grupos artísticos–, pudimos presentarnos en sociedad, afianzar la tarea solidaria y conseguir más voluntarios», destaca Chevriot, quien comenta que en marzo próximo se repetirá la experiencia.
El presidente de la comisión, Hernán Gross, destaca la posibilidad de poder canalizar la ayuda de los vecinos. «Aprovechamos todas las donaciones; cada dato sirve para generar nuevos beneficios», añade el empresario metalúrgico. «Esos son los objetivos de la convocatoria: el intercambio y la ayuda mutua –refuerza Chevriot–. Empezamos siendo poquitos y después el boca a boca hizo que la red se ampliara». «Un caso –comenta el presidente– fue el trueque que se realizó entre una colonia de jóvenes con discapacidad que fabrican pan y una institución de bien público. Esta última había organizado una feria y consiguió que le donen mucha ropa; entonces, cambiaron ropa por panes. Es un ida y vuelta permanente», asegura Gross.

 

Apuesta por la educación
A lo largo de 2013, la secretaría de Educación de la comisión llevó adelante una intensa tarea vinculada con la capacitación cooperativa de futuros docentes de enseñanza primaria, utilizando como principal herramienta de apoyo el libro de Idelcoop Sinfín de principios. «En este período vamos a ampliar el proyecto orientando esta actividad no sólo hacia el profesorado de enseñanza inicial y primaria, sino que también queremos sumar a los futuros docentes de educación física, porque la tarea que ellos desarrollan genera un ambiente ideal para incorporar juegos vinculados con la cooperación», explica María Cristina Protolongo, responsable de la secretaría y docente jubilada.
Para potenciar el trabajo de Construyendo Redes, la secretaría de Educación desplegará una intensa campaña de divulgación en las escuelas. «La idea es que se conozca lo que estamos haciendo, además de difundir los principios y valores de la cooperación, sumar gente para el voluntariado y, si se da la oportunidad, ayudar a los docentes a conformar cooperativas escolares», agrega Protolongo. Por los establecimientos educativos también circulará el listado de instituciones que conforman la red para que las maestras puedan informarse sobre sus actividades e, incluso, generar visitas e intercambios pedagógicos.
Para el año que comienza están previstas numerosas acciones: un encuentro de cooperativas escolares en la Universidad Nacional de Luján, capacitaciones en el Bachillerato Popular Carlos Fuentealba para que sus egresados tengan la posibilidad de generar emprendimientos cooperativos como salida laboral, el armado de una nueva red que va a integrar a diversas cooperativas, debates sobre temas de interés comunitario y local, y la inauguración de las obras de remodelación del edificio del banco, entre muchas otras.

Silvia Porritelli