Lecciones de autogestión

La filial Piñeyro del Banco Credicoop organizó una charla junto con integrantes de Curt-Impex, empresa recuperada a punto de convertirse en cooperativa.

 

Antes empleados, ahora dueños. Trabajadores de Curt-Impex y de otras empresas recuperadas asistieron a la actividad.

Organizada por la comisión de asociados de la filial Piñeyro (localidad del partido bonaerense de Avellaneda) del Banco Credicoop, se llevó a cabo en la sede de la curtiembre Curt-Impex, también ubicada en dicha localidad, la charla «Empresas recuperadas: desafío de la economía social». Participaron como disertantes del panel el presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA) y vicepresidente de la cooperativa Hotel Bauen, Federico Tonarelli; el presidente de la comisión de asociados de la filial Piñeyro, Claudio White; el gerente de la filial, Oscar Landoni, y Rubén Rodríguez de Oliveira, presidente de la cooperativa de trabajo que está formándose en Curt-Impex luego de que la firma fuera recuperada por sus trabajadores. También participaron miembros de otras fábricas recuperadas de la zona, entre ellas, representantes de la fábrica de jugos Suin. Y estuvo presente Joaquín Escobar, integrante de la cartera de Acción Social del municipio de Avellaneda.
Tonarelli comenzó su intervención remarcando el significado especial del encuentro, dada la conjunción de «los tres elementos necesarios para el correcto desarrollo de estas prácticas de trabajo: la conformación de la cooperativa, el impulso de la banca cooperativa y el necesario rol del Estado». «Los que venimos hace años trabajando en este mundo ligado a la recuperación de empresas y a las cooperativas de trabajo –añadió Tonarelli– sabemos lo que implica la banca cooperativa como brazo financiero del movimiento; y los que circunstancialmente se encuentran en funciones ligadas a responsabilidades en el Estado, como es el caso Joaquín Escobar, también son compañeros nuestros, ya que están desde su lugar poniendo toda la estructura que tengan a disposición para que los proyectos avancen y para que las cooperativas, en este caso del municipio de Avellaneda, crezcan». A la par, el vicepresidente del Bauen expresó: «Lo que ustedes hicieron acá nosotros lo hicimos en el hotel: ponerse a hombro la gestión, tratar de ser una cooperativa genuina en cuanto a democratizar la decisión entre todos los compañeros y cumplir con todas las formalidades que implica armar una empresa nueva. Pero no ya una empresa de capitales, sino una empresa de trabajadores. En nuestras cooperativas ya no manda el capital, sino el trabajo».

Objetivos comunes. Landoni, White,
Tonarelli y Rodríguez de Oliveira.

A su turno, White hizo hincapié en las nuevas lógicas de organización de los trabajadores presentes, marcadas por el hecho de dejar de ser asalariados para convertirse en trabajadores autogestionados. «Quiero agradecer la presencia de todos los compañeros que, hasta hace muy poco, eran empleados y que hoy por hoy podemos decir que ya son casi dueños. Son dueños de su propio proyecto», dijo el presidente de la comisión de asociados de la filial Piñeryro de Credicoop, quien, además, subrayó: «Están en una etapa donde cada uno se va haciendo su propio futuro». Por su parte, Rodríguez de Oliveira remarcó: «Tenemos que estar orgullosos de cómo arrancamos con las manos vacías y  llenos de deudas y cómo pudimos recomponernos. Pero lo importante es que juntos sacamos la empresa adelante». Y destacó: «Los dueños no están más. Ahora estamos nosotros y tenemos que tirar todos para el mismo lado. Hablamos bastante de esto con los compañeros. Y entendimos que debíamos salir como cooperativa de trabajo». «Es importante el tema de pensar a futuro pero también hay que ponerse contentos por ver lo que se hizo hasta acá», enfatizó Landoni. «Me pone muy alegre, y hablo en nombre de los compañeros del Banco Credicoop que estamos presentes acá, participar de este camino que emprendieron los compañeros de Curt-Impex», afirmó el gerente de la filial Piñeyro.
Los oradores destacaron además el valor de realizar el debate en el interior de una empresa recuperada, al tiempo que valoraron la concreción de estos espacios de discusión por considerarlos «necesarios y formadores para el conjunto de los cooperativistas de la zona». «Decidimos proponer esta charla porque vimos la necesidad de encuentros de este tipo en la zona. Entendemos que para gestionar no existe un manual ni un libro que nos indique qué hacer para llevar una cooperativa adelante. Y como creemos que la autogestión es necesaria y está muy presente en este punto del conurbano bonaerense, creíamos oportuno desarrollar encuentros como este», dijo White. Rodríguez de Oliveira, en tanto, concluyó: «Estamos muy agradecidos por poder hacer que nuestro lugar de trabajo sea un espacio para el aprendizaje de todos los compañeros».

Lucas Peralta
Fotos: Walter Sangroni/Agencia FS