Lengua y pensamiento

Tiempo de lectura: ...
Lanzamiento. Ramb, Catena, González y Borro, en la sala Laks del CCC. (Jorge Aloy)

En la sala Jacobo Laks del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, se llevó a cabo la presentación del libro La lengua conjurada. Entrevista con Horacio González, de Alberto Catena, nuevo título de la colección Argentina Debate, editado conjuntamente por la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) y ediciones Desde la Gente. Además de González y Catena, estuvieron en la presentación Jorge Testero, director editorial de DDG; Ana María Ramb, editora del sello cooperativo; y Carlos Borro, asesor editorial de la UNQ.
Testero señaló que la colección busca, a través de entrevistas, «acercar al público el pensamiento de importantes intelectuales del campo popular que consideramos afines a los grandes cambios que surgieron en este último tiempo en la Argentina y que nos sirven para pensar la coyuntura que viene». Borro, en tanto, manifestó: «Creo que este es un libro necesario, dado que abre un debate muy amplio, porque arranca desde la política, el idioma y pasa por la cultura y las estructuras económicas del capital».
Por su parte, González señaló: «Por alguna razón, estamos destinados a hacer preguntas incómodas. Estas preguntas confirman el propósito de examinar a fondo la situación contemporánea. Y no soy de los que creen que hay que abandonar ninguno de los grandes conceptos que rigieron décadas y centurias del pensamiento político y social». Ramb, en tanto, dijo: «Hoy estamos presentando un libro de entrevistas a un intelectual crítico que sabe que la lengua y el pensamiento sirven para incomodar al poder. Y lo hace muy a menudo. Tenemos en él a un intelectual que pudo advertir desde el vamos cuál es ese papel, dado que pudo y supo aprovechar el abono de los bienes culturales que produce el pueblo y que el pueblo reclama». Por último, Catena señaló: «Se inicia una etapa en la Argentina en la que será muy necesario el debate. Hablo del debate real y no de las parodias televisivas o publicitarias. Es el buscar contrastar con las propuestas para desglosar qué es lo mejor para los objetivos de la transformación de este país. En ese debate, pensadores como Horacio González son imprescindibles. Nadie se puede dar el lujo de no tenerlos en cuenta».