Londres investiga el envenenamiento del espía ruso y su hija

La policía antiterrorista británica asumió la investigación del presunto envenenamiento de un exespía ruso y su hija en el sur del Reino Unido, mientras el gobierno en Moscú desmintió cualquier tipo de participación en el incidente. Ambos se encuentran hospitalizados en estado crítico, según informaron fuentes y oficiales. Una testigo, Freya Church, explicó que los dos parecían haber tomado «algo muy fuerte». «Ella estaba apoyada en él. Parecía que se había desmayado. Él hacía unos movimientos extraños con la mano, mirando al cielo». Por su parte, la Policía Metropolitana resolvió que «debido a las inusuales circunstancias del caso, se decidió que la red de policía antiterrorista lidere la investigación, ya que tiene la pericia para hacerlo». De ese modo, las autoridades cerraron un restaurante, un pub y otros lugares de la ciudad de Salisbury, después de que el exespía ruso Serguei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueran encontrados inconscientes el domingo en un banco cerca de un centro comercial.