Los desafíos por venir

El presidente del IMFC realizó diversas actividades con entidades de la filial Litoral. Además, brindó una charla ante una nutrida concurrencia, donde analizó el presente y las perspectivas del movimiento solidario en la Argentina y en el mundo.

El rol de la economía social. Pérez, Form y Paredes, en la sede rosarina del IMFC. (Julieta Pisano)

 

La clave está en la integración», afirmó el presidente del Instituto Movilizador, Edgardo Form, en la charla «El rol de la economía solidaria en el actual contexto nacional e internacional», realizada en la filial Litoral. Acompañado por la presidenta de la Comisión Asesora, Claudia Paredes, y el jefe de la filial, Iván Pérez, y frente a un nutrido público conformado por representantes de cooperativas y entidades de carácter social, el dirigente analizó las condiciones planteadas por el presente escenario nacional, al que definió como «complejo» y «preocupante» para todas las organizaciones del campo social y popular. En primer lugar, habló sobre la brecha entre la pobreza extrema y la riqueza concentrada en el mundo: «Pensemos que 62 personas tienen más que 3.600 millones de habitantes», graficó. En relación con la situación nacional, las medidas tomadas por el nuevo gobierno conducen hacia la misma dirección: «Se apunta a un Estado mínimo y a un mercado absoluto que ordene el perfil productivo, económico, social y cultural del país», señaló Form y sostuvo: «Nosotros creemos que el cooperativismo es una de las herramientas para confrontar con este modelo dominante». En este sentido, destacó las características del movimiento en la Argentina, «que tiene más de 120 años de existencia, abarca todas las ramas de la actividad económica y es genuino». Pero a pesar de que las empresas cooperativas aportan cerca del 10% del Producto Interno Bruto nacional, tienen una larga trayectoria como proveedoras de servicios públicos y reúnen a más de 10 millones de asociados, «no tienen peso a la hora de la definición de políticas públicas».  En el escenario nacional e internacional, «el camino es acumular voluntades, inteligencias y fuerzas y tener capacidad de organización para cambiar la realidad, no solo para describirla», señaló el dirigente.
Durante su paso por Rosario, Form visitó cooperativas asociadas, mantuvo un encuentro con integrantes de la Red de Microcréditos que administra el IMFC y participó de actividades con el Instituto de Cooperación Latinoamericana –dependiente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR)–, que funciona en la Filial Litoral. Además, estuvo en el lanzamiento en la vía pública de la campaña Consumo Responsable, de la que el IMFC participa promoviendo la compra cooperativa y en defensa de las pymes.