Los restos de Franco

El Tribunal Supremo español aprobó el plan del Gobierno para exhumar los restos del dictador Francisco Franco y trasladarlos a un cementerio próximo a Madrid, en contra de los deseos de la familia. Franco está enterrado desde su muerte en 1975 en el monumento del Valle de los Caídos, que el propio dictador ordenó construir, y sus nietos querían que, en caso de exhumación, fuera inhumado de nuevo en la catedral de La Almudena, en el centro de Madrid. El Gobierno del socialista Pedro Sánchez tomó la decisión de exhumar los restos del dictador en aplicación de la ley española de la Memoria Histórica, que prohíbe homenajear y exaltar la dictadura franquista (1939-1975).