Los supermercados ya no entregan bolsitas de plástico

En la Ciudad de Buenos Aires, desde este domingo comenzó a regir la prohibición de entregar bolsas de plásticos en supermercados, una medida que apunta a reducir la contaminación. En Argentina, se descartan 8 millones por año, casi 1 millón de bolsas por hora. Generar menos basura y los efectos contaminantes son los principales objetivos de la iniciativa que implica un cambio de costumbres, ya que para ir al súper habrá que ser prevenido y llevar objetos propios para transportar la mercadería o comprarlos en el mismo negocio. La justicia porteña había ratificado diez días atrás la prohibición a partir de 2017 de la entrega de bolsas de plástico en los centros comerciales establecidos en la resolución: no hizo lugar a las medidas cautelares solicitadas por empresas vinculadas a la industria del plástico con el objetivo de que se suspendiera la aplicación de la resolución que entró en vigencia ayer.