Lula es ciudadano de honor de París

El expresidente de Brasil, Luiz Inazio Lula da Silva, recibió este lunes el nombramiento de ciudadano de honor de París, en un acto del Ayuntamiento de la capital francesa en el que criticó «la deriva antidemocrática» en su país. «Recibo esta distinción con honor (…) y me da la oportunidad de denunciar a nivel internacional la situación que vive mi país», dijo Lula ante un auditorio en el que se hallaban Dilma Rousseff  y el del excandidato Fernando Haddad. El exmandatario, que se enteró cuando aún estaba en prisión que había sido distinguido con la ciudadanía de honor de París, aseguró que la noticia le dio esperanzas de recuperar la libertad y que le hizo saber que tenía mucho apoyo fuera de las fronteras brasileñas. Valoró especialmente el reconocimiento de una ciudad «que tiene un apego especial a los derechos humanos y que siempre ha acogido a los brasileños y a los latinoamericanos que los han defendido». Precisamente su defensa de los derechos humanos y su encarcelamiento fueron los motivos argumentados por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, para justificar su elección como ciudadano de honor, que fue aprobada por el ayuntamiento de la capital en octubre pasado.