Lula, preso desde hace un mes, lidera las encuestas

Luiz Inácio Lula da Silva, exmandatario de Brasil, cumple este lunes un mes de prisión por una condena de 12 años y un mes por supuesta corrupción, en medio de un tenso clima social provocado por su detención y con el ojo puesto en la Corte Suprema, que esta semana puede liberarlo. Mientras, el Partido de los Trabajadores de Lula y sus principales dirigentes, como la expresidenta Dilma Rousseff, cumplen 30 días asegurando que el ex mandatario es un preso político y que será, incluso preso, su candidato a las elecciones del 7 de octubre, en las que las encuestas lo señalan como favorito imbatible. Por su parte, la Central Única de Trabajadores prepara para hoy diversos actos en todo el país, pero con el foco en el Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo donde Lula estuvo recluido dos días rodeado de miles de simpatizantes antes de presentarse, tras la orden de prisión del juez Sérgio Moro. «El 7 de mayo será una jornada de lucha contra una prisión política e injusta. Será una fecha del movimiento Lula Libre. Lula es el único líder que siendo candidato puede revertir la ley laboral modificada por este gobierno de Michel Temer», dijo el secretario general de la CUT, Sergio Nobre.