Lula seguirá preso por presión militar

Luego de un día ajetreado en la justicia brasileña, finalmente el presidente del Supremo Tribunal Federal, Antonio Dias Toffoli suspendió una cautelar de su par Marco Aurelio Mello que hubiese permitido la libertad de Lula da Silva hasta que su condena por supuesta corrupción quede firme en la última instancia. Como ya había ocurrido en julio pasado, hubo presión de militares a través de un general retirado, Paulo Chagas, a través de una cadena de tuits en la que exigió al STF tener en cuenta «la cólera de la multitud» para que el dos veces presidente, preso en Curitiba desde abril pasado, siga entre rejas. El caso se resolverá en abril del año que viene.