Macri en Nueva York

El presidente Mauricio Macri arribó este domingo a Nueva York en un vuelo privado para cumplir una agenda de 60 horas que incluye un encuentro con Donald Trump, su participación formal en la Asamblea General de Naciones Unidas y una serie de reuniones con banqueros e inversores de Wall Street. Macri desea comunicar su nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional antes de abandonar Manhattan, pero el sigilo del FMI condiciona las pretensiones del presidente. En Washington ya descartaron un primer memo de entendimiento con Macri y no quieren repetir esa traumática experiencia política, aunque Argentina sea explícitamente respaldada por los países más poderosos del planeta. «Tenemos las mejores expectativas. Estamos contándoles a los americanos el buen futuro que tenemos los argentinos», dijo Macri, en un presente de recesión, desocupación que roza los dos dígitos y de la inflación más alta de la región.