Macron beneficia a los más ricos

La reforma impositiva con la que se beneficiarán los más ricos en Francia motivó que cien diputados le pidieran al presidente, Emmanuel Macron, que haga públicas las cifras exactas y las modalidades por la que evitarán la presión fiscal a los jets, caballos de carrera, autos de lujo, yates y lingotes de oro, entre otros. La reforma del impuesto sobre las grandes fortunas desató una polémica respecto de la imagen del jefe del Estado. Una vez que se conocieron todos los detalles y que la Asamblea empezó a examinar la reforma fiscal con la que se beneficiarán los ricos, el debate salió de los círculos militantes. Por su parte, la prensa interpela al presidente, el Fondo Monetario Internacional se pronunció «suavemente» y el diario Libération cuestionó firmemente la medida. Por su parte, el economista francés Thomas Piketty, autor de El Capital en el siglo XXI, calificó esas medidas como un «error histórico», ya que la reforma está acompañada de medidas tales como la rebaja de los subsidios sociales, el aumento de impuestos a las categorías más vulnerables como los jubilados o la pérdida del poder adquisitivo en los sectores de las clases medias.