Malnutrición de mujeres wichís

En una investigación de la nutricionista Melisa Tejerina publicada en la Revista Argentina de Salud Pública se indica que «según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, el 1,2% de niños en Argentina tienen desnutrición (DSN) grave y el 3,8% DSN crónica. Comparados con estudios similares pero enfocados en niños indígenas, estos datos muestran diferencias nítidas. Por ejemplo, en una investigación realizada en población wichí de menos de 1 año en los departamentos Rivadavia y Santa Victoria Este (Salta), la prevalencia fue del 62,4% de DSN crónica y del 37,5% de DSN grave». El estudio fue divulgado en 2017 y adquirió nueva relevancia pública tras las recientes muertes de tres niños wichís en esa zona en menos de una semana. En la investigación, Tejerina destaca que «a las mujeres no las entienden cuando se enferman, nadie se fijó si estudiaron, si comieron, o si entienden la lengua castellana. Si las curaron, fue a medias. Y, finalmente, a hombres y mujeres, padres y madres, los culparon por el mal estado de salud de sus niños, e incluso por sus muertes». El exgobernador Juan Manuel Urtubey habló de un «problema cultural». El actual gobernador, Gustavo Sáenz, dijo en su discurso en el acto por las Tarjetas Alimentar, que los padres de estas comunidades atienden tarde la diarrea. «Teniendo en cuenta la realidad, es pertinente preguntar quién tiene el problema cultural, o quién llega tarde», se interroga Tejerina.