Manaos sin oxígeno ni camas UCI en hospitales

Además del aumento de los contagios, Brasil se enfrenta a dificultades sanitarias para hacer frente al pico de admisiones en los cuidados intensivos. En un videomensaje, monseñor Leonardo Steiner pide que se suministre oxígeno a las estructuras sanitarias de Roraima y del Amazonas, regiones duramente afectadas por la pandemia. En las últimas 24 horas se produjeron más de 66.000 nuevas infecciones y el nivel de muertes superó el millar, según informaron las autoridades sanitarias locales. Desde el inicio de la pandemia, el país sudamericano ha tenido 8.390.341 infecciones, con 208.133 víctimas. «En la primera ola, la gente murió por falta de información, por falta de camas en los hospitales, por falta de camas en las UCI de Amazonas y Roraima. Hoy, en la segunda oleada, la gente muere por la falta de camas en los hospitales, la falta de camas en las UCI y, en particular, la falta de oxígeno. Las personas, incluso hospitalizadas, carecen de oxígeno. Los obispos de Amazonas y Roraima hacemos un llamado: por el amor de Dios, envíanos oxígeno, danos oxígeno. La gente no puede seguir muriendo por falta de oxígeno, por falta de camas en las UCI».