María Silva, franciscana y afrodescendiente, a El Vaticano

María Fernanda Silva, diplomática de carrera, franciscana y afrodescendiente, fue propuesta para ocupar la embajada de la Argentina ante la Santa Sede. El pliego de Silva será presentado en las próximas horas en la Nunciatura Apostólica para recibir el placet correspondiente. De confirmarse la designación, María Fernanda Silva será la primera mujer en ocupar la titularidad de la embajada argentina ante el Vaticano, un lugar que ya conoce porque fue la segunda en esa delegación hasta 2015. María Fernanda Silva, entre otras responsabilidades, acompañó a Alicia Castro en la embajada en Venezuela, y fue ministra de la embajada en Ecuador, país en el que también cumplió funciones ante la secretaría de UNASUR. Entre los criterios que influyeron a la cancillería a proponer su nombre, además de tomar en cuenta la paridad de género que se ha impuesto como línea de trabajo para todo el Gobierno, se consideró también que Silva se destaca por su militancia en las vertientes populares del catolicismo y por su defensa de los derechos de los migrantes, una de las banderas del papa Francisco desde que asumió su pontificado.