Más movilizaciones contra el racismo en EE.UU.

Por cuarta noche consecutiva, la ciudad estadounidense de Kenosha, en el estado de Wisconsin, fue escenario de protestas contra el acribillamiento de un joven negro por parte de un policía blanco ocurrido días atrás. A pesar del toque de queda que rigió durante toda la noche, la multitud realizó una marcha pacífica en el céntrico Parque Cívico, punto neurálgico de las manifestaciones que se celebran desde el domingo. Este jueves, un joven de 17 años fue arrestado acusado de homicidio intencional en primer grado, luego de la difusión de varios videos que lo muestran disparando en medio de una calle de Kenosha con un rifle semiautomático. «Acabo de matar a alguien», dijo Kyle Rittenhouse, luego del tiroteo que dejó además una tercera persona herida, informó el diario local Kenosha News en su edición digital. Las manifestaciones se iniciaron el domingo luego de que policías hirieran de gravedad a Jacob Blake, de 29 años, en un incidente que también fue captado en video por un testigo con su teléfono celular.