Mayoría de presos bonaerenses resolvió no tener visitas por el covid-19

Más del 80% de los presos bonaerenses, alrededor de 36.000 personas, resolvieron voluntariamente no recibir visitas como una forma de prevenir la expansión del coronavirus. Uno de los primeros gestos fue de las mujeres de Batán, pero este martes ya se habían sumado detenidos de 43 establecimientos carcelarios. En el sistema federal también los presos están evaluando las autolimitaciones de las visitas. En los penales la abrumadora mayoría son jóvenes, de manera que los padres que los visitan presentan cierto riesgo. Pero también los propios internos son población de riesgo, con alta presencia de asma, tuberculosis, hepatitis y HIV. Como se sabe, la mitad de las muertes en prisión suceden por enfermedades no atendidas en tiempo y forma.