Media sanción para el impuesto a las grandes fortunas

La Cámara de Diputados aprobó la Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas con 133 votos a favor, 115 en contra y dos abstenciones. La iniciativa, promovida por el oficialismo, será enviada ahora al Senado, para su discusión y eventual aprobación. Para mostrar unidad, respaldo puertas adentro del oficialismo y desalentar rumores sobre enfrentamientos con Economía, el ministro Martín Guzmán pasó por el Congreso antes de la votación. Con el gravamen, el Gobierno pretende alcanzar a las fortunas superiores a los 2,5 millones de dólares. Se plantea aplicar a las mismas una tasa progresiva del 2% al 3,5% de acuerdo a la capacidad patrimonial. En Juntos por el Cambio la perspectiva siempre fue que iban a perder la votación y entonces en el seno del bloque de la Coalición Cívica, la UCR y el PRO apuntaron que la norma pensada por Máximo Kirchner y Carlos Heller no es una aporte único ni solidario, sino que es un impuesto confiscatorio y poco federal porque no se coparticipa. Por su parte, movimientos sociales celebraron la medida: «Impuesto a los ricos para urbanizar los barrios pobres, un buen día para la militancia», escribió el referente Juan Grabois.