Milagro Sala se autoagredió en la cárcel

Quizá debido a un estado de desesperación por el permanente hostigamiento y la falta de atención médica, Milagro Sala se hizo dos cortes en su brazo, con un vidrio, en la cárcel de Alto Comedero, luego de que el juez Isidoro Cruz impidió su internación en una clínica. La dirigente social fue atendida primero por el SAME y después por el médico cirujano del penal que suturó la herida en el antebrazo en la unidad carcelaria. «Hacemos responsable a Gerardo Morales, a Mauricio Macri, al juez Pablo Pullen Llermanos y al juez Cruz de cualquier cosa que pueda sucederle a Milagro», enfatizó la Tupac Amaru. Como se sabe, el sábado pasado Sala fue trasladada nuevamente al penal donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos advirtió que corre riesgo su vida. La dirigente había mostrado a cuatro funcionarios del juzgado de Cruz los golpes en el cuerpo, una pelota que tiene en el abdomen y les dijo que desde su reingreso solo una vez la atendió un médico y que no le dieron medicación. Pero nada de esto fue tenido en cuenta.