Millones de franceses sin trenes

Millones de franceses siguen afectado por un servicio acotado de ferrocarriles, en la segunda jornada consecutiva de huelga. Por su parte, la posición del gobierno ante estas protestas es que mantendrá su reforma del ferrocarril, que pretende adaptar la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) a la apertura de la competencia que viene dictada por la Unión Europea y contener la escalada continua de la deuda de la compañía estatal, que era de 46.600 millones de euros al terminar 2017. Ante la imposibilidad de recurrir a los ferrocarriles, muchas más personas de lo habitual se han decantado por el coche particular y la consecuencia visible esta mañana eran los casi 400 kilómetros de atascos en los accesos de París poco después de las 8.00 locales (6.00 GMT), indicó el Centro Nacional de Información Vial (CNIR). A su vez, el presidente de la CGT, Phillipe Martinez, dijo que «los trabajadores no hacen huelga por gusto, hace semanas que alertaron del peligro de llegar a este punto que ya es masivo. Es el gobierno que no quiere escuchar y nos ha llevado hasta donde estamos, claro que hay que dialogar, es lo que proponemos hace semanas».