Movilizaciones en Bolivia

Cochabamba, El Alto y otras ciudades bolivianas son escenarios de protestas que exigen la realización de los comicios y la renuncia de la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez. El Movimiento Al Socialismo (MAS) rechazó el diálogo convocado por el Gobierno de facto para el domingo, porque no se aceptó su propuesta al respecto, de ahí que los militantes del partido alertaran de la intensificación de las protestas. A la vez, los representantes de otras formaciones políticas acudieron a la cita y apuntaron contra Áñez por convertir su mandato interino en una plataforma de campaña electoral. La Central Obrera Boliviana (COB) también rechazó sentarse a la mesa de diálogos con el Órgano Legislativo y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por falta de consenso sobre la fecha de las presidenciales. Los dirigentes sindicales mantuvieron su posición de elegir una fecha entre el 6 de septiembre y el 18 de octubre, iniciativa que la entidad electoral rechazó.