Multitudinaria despedida a Diego en Casa Rosada

Una muchedumbre despidió a Diego Maradona, durante largas horas, cuyos restos fueron velados a cajón cerrado en la Casa Rosada. Por la tarde hubo represión policial y se decidió extender la ceremonia para que la multitud pudiera tener la ocasión de despedirse del astro. El gentío se extendió por más de 30 cuadras para dar su adiós al ídolo. En la espera se escucharon llantos desgarrados y cánticos como «¡Olé, olé, olé/ Diego, Diego! » y promesas de «Nunca te vamos a olvidar». Médicos del dispositivo de Salud tuvieron que atender a varias personas descompensadas. Al pasar a metros del féretro, hombres, mujeres y niños, arrojaron flores, rosarios y camisetas de todos los clubes argentinos e, incluso, extranjeros, junto con un gran número de camisetas de la Selección nacional. El presidente Alberto Fernández y la primera dama, Fabiola Yáñez, fueron a saludar a la familia Maradona. Fernández, emocionado, se acercó al cajón donde colocó una camiseta de Argentinos Juniors y dos pañuelos blancos, uno de Madres y otro de Abuelas de Plaza de Mayo. Yáñez dejó un ramo de flores.